Microdermabrasion con punta de Diamante

La microdermoabrasión con puntas de diamantes es un peeling mecánico o exfoliación física mediante la cual  las células muertas se barren y se succionan con una maquina MicroDerm, este proceso  estimula la producción de nuevas células que generan un efecto rejuvenecedor, ya que la piel queda mas suave, luminosa, y libre de imperfecciones.

Las sesiones no son dolorosas, y se puede volver a la actividad normal inmediatamente, Muchas personas describen la sensación como ser “lamido por un gato”. Es ligeramente rugosa,pero muy cómodo y

solo hay que usar bloqueador solar posterior a la sesión. Las sesiones duran aproximadamente una hora.

Los principales objetivos son disminuir las arrugas y líneas de expresión finas, disminuir la queratosis, disminuir los poros dilatados, disminuir las pigmentaciones en forma leve, disminuir las cicatrices de acné en forma leve, aumentar en forma local la circulación y disminuir el envejecimiento celular.

 

 

Recomendaciones:

Las sesiones de microdermoabrasión se realizan dependiendo del resultado que este buscando, desde una vez por  semana y se recomienda entre cinco a diez sesiones, para obtener buenos resultados. Se puede realizar desde los 13 años sin tope de edad, tanto en hombres como mujeres. Mientras mas joven sea el paciente su efecto es de prevención y los resultados serán menos notorios que una paciente con mas edad y con más envejecimiento.

La microdermoabrasión es un tratamiento tan seguro que hasta las embarazadas se lo pueden realizar, en ese caso el especialista solo solo le complementa con una mascara facial aprobada para usar con gestantes.

Realmente la microdermoabrasión es un lujo para la piel, ya que tiene efectos importantes sobre el envejecimiento tanto de prevención como de tratamiento.

Es un procedimiento amigable, no doloroso, rápido y sin efectos secundarios indeseados y que se puede realizar en pieles morenas o blancas.